Documentales Series Fotos Dibujos Voces Textos Sonidos

Documentales Series Fotos Dibujos Voces Textos Sonidos

Crónicas de un VIAJE SIN FIN

Salimos de Buenos Aires rumbo al noroeste, hacia los Andes, en un viaje de pre-producción, a buscar escenarios e historias, para un film y una serie de tv que nos propusimos realizar uniendo los géneros de ficción y documental.  La cámara debía hacer tomas de registro, no importaba que fueran demasiado prolijas porque luego volveríamos para filmar la película… 
Pero a medida que avanzábamos en el mapa, los seres y los sitios que fuimos encontrando, resultaron tan conmovedores, tan bellos, tan interesantes que, al volver, nos dimos cuenta que estas historias merecían ser editadas y difundidas, tal como nos fueron contadas. Así, sin quererlo, surgió este documental.

Como carteles que aparecen en el camino, seis historias, con sus personajes, nos marcaron el rumbo para adentrarnos en el fascinante universo de las culturas andinas. Suelen suceder cosas inesperadas al documentar… Nada de lo planificado puede prever el encuentro mágico con un anciano sabio, en la Plaza de Armas de Cuzco, quien nos enseña de modo poético, la cosmogonía de los pueblos originarios del Altiplano. O descubrir en las montañas un pueblo perdido, donde los pocos habitantes que aún quedan, narran el esplendor del pasado, en un escenario fantasmal cubierto por el polvo de los años.

Misterios, proezas, reinos saqueados por la codicia humana. Espacios regidos por el viento que barre los desiertos y trae el olor de la sal, mezclado con voces que nunca se apagan. Testimonios de una grandeza que sigue presente y nos conmueve desde sus ruinas. Una travesía en los finales de un siglo que rescata valores eternos. El tiempo que circula hacia atrás y nos cuenta un viaje sin fin…

Crónicas de un viaje sin fin EPISODIOS

CAPITULO 1 EL HOMBRE DE SAL

Como un mar helado, el salar de Uyuni es
un paisaje que evoca el tiempo en que la tierra era virgen. Un día, un hombre decidió que ese vasto mundo blanco sería su universo, su dios
y su alimento. Cuando se propuso construir una casa hecha enteramente de sal, nadie le creyó y en el pueblo de Colchani lo llamaron «el loco del salar». Sin embargo, logró hacerlo: esa morada en medio del salar es el hotel Playa Blanca, que ha dado albergue, durante años, a numerosos visitantes de todo el mundo.
Esta es la historia de Teodoro Colque y de su hotel de sal, el hombre que aún repite su utopía a quien quiera oírla: «Algún día el salar va a cobijar a todos sus hijos desamparados».

Si te gusto el video, ayudanos a difundirlo Comparti este video en tus redes sociales

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email
Telegram

CAPITULO 2 LA SIRENA DE PULACAYO

En el antiguo pueblo de Pulacayo la sirena suena todavía, en la hora exacta en que los mineros deberían ingresar a la mina. Sólo que ya no hay mineros, casi todos han emigrado y sólo quedan quinientos habitantes que se empeñan en preservar su memoria, como la sirena que marca las horas vacías. «Este es un pueblo de fantasmas -dice una mujer-, pero los fantasmas somos nosotros».
En Pulacayo se resume la vida histórica de Bolivia: la explotación minera llevó allí el primer tren del país; allí se enriqueció Aniceto Arce, uno de los barones del estaño que devino presidente de la Nación; allí llegó el legendario bandido Butch Cassidy atraído por las riquezas; allí se gestó uno de los movimientos sindicales más poderosos de Latinoamérica. La sirena
de Pulacayo aún despierta, en las polvorientas calles abandonadas, las huellas de esa historia